El Diluvio se acerca. Y pinta que va a llover plomo. Noticias, entrevistas y Reseñas en deTeatro.com.ar



El Diluvio se acerca. Y pinta que va a llover plomo.

A.R.C.A Simulacro Patagónico
de Aníbal Gulluni


ARCA

de Aníbal Gulluni


por Lujan Bournot

ARCA

1921. De un lado el Desierto patagónico. Del otro, el Mar Austral. Zumban las balas del ejército y contestan las de los sublevados. Pero además aquí, en el patio de atrás de la república, hay un grupo de personas que creen en una vía alternativa. Poco saben de los trucos del Desierto, sus ilusiones y engaños, y de la acechanza permanente del deseo y la traición: pasar de un bando al otro hasta que no se sepa quién es uno ni qué intereses se sirven puede ser una simple estrategia de supervivencia.

Una muchedumbre que quiere diversificar la realidad en la que respira. En el otro borde, otra muchedumbre que hará lo posible para que eso no ocurra. El fruto de esto; el caos. Y caos representado es su máxima expresión es ARCA, simulacro patagónico.

Al entrar a la sala nos encontramos con una escenografía “bien puesta” como podríamos decir vulgarmente. Una excelente ambientación, donde los actores ya estaban dispuestos cada uno en sus personajes, aguardando, preparándose para la debacle. Desde el minuto cero en el que comienza la acción, esta obra no para de sacudirte. Con sorpresas una detrás de la otra. Con ideas inteligentes, salidas ingeniosas, bien logradas y actuaciones de lujo. En cada momento que como publico pensábamos que la “cosa” iba a empezar a rodar “realistamente”, un disparo del absurdo, una sutileza, te pegaba un tortazo para decirte “no, eso no va a pasar hoy”, lo cual se agradece y mucho.


ARCA

La dramaturgia y dirección de Anibal Gulluni es impecable porque tiene numerosos aciertos. Logra que el hilo dramático que atraviesa esta historia, se fusione con personajes caricaturescos, con escenas burlescas y absolutamente disparatadas y graciosas sin abandonar jamás; el problema o eje que mantiene a estos personajes vivos, el drama que encarna y vive cada uno de ellas/os.

Los actores se manejan con una frescura y verdad que es digno de ver. Creo que destacar alguna labor sería injusto de mi parte, ya que sólo me basaría en una cuestión de protagonismo de texto y no así, de credibilidad. Cada uno de ellos defiende a su personaje con una energía y postura intachable. Excelentes representaciones.

No quise ahondar en el texto porque hay que descubrirlo, hay que ver ARCA, llenarse los ojos de teatro y salir diciendo entre dientes y con una mueca en el rostro; gracias y doblemente gracias por el inaudito final.


Escrito por Lujan Bournot

Para publicar en esta seccion escribinos un mail acá

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.