Bonjour: viajar, soñar, creer...

Sólo vemos con el corazón. Lo esencial, es invisible a los ojos!


Bonjour

de Julián Marcove

por Lujan Bournot

Bonjour

Al entrar a la sala nos encontramos con Clara, una de las protagonistas que llevará adelante ésta historia con una verdad a destacar. En ella vemos a una mujer nerviosa, confundida, algo alterada. La historia transcurre en un departamento donde vive una pareja que tiene que mudarse pronto ya que su contrato de alquiler está a punto de vencer. La pareja está conformada por Clara y Nicolás, un empleado que ha obtenido un ascenso en su trabajo de oficina.

Clara, escritora, se topa ante un “problema” que la dejará sin apetito para focalizarse en la búsqueda de una nueva casa: al mirar por la ventana, afirma que puede ver París, la Torre Eiffel y el Sena. Que esas imágenes están allí, al alcance mismo de ella. En dos oportunidades aparecerán los padres de Nicolás para mostrarnos el abismo familiar de padres e hijo. Una pareja jovial, fresca, divertida, sexual. Que el tiempo de los años no ha marchitado su juventud ni su matrimonio.

Clara le confesará a Nicolás lo que ella ve. Pero él no dejará de mirar la pantalla de su computadora en búsqueda de un nuevo hogar. Nicolás hablará hasta el hartazgo de lavaderos, dos ambientes, tres ambientes, patio, cocina-comedor, duchas, etcéteras, etcéteras. Ella solo mirará por la ventana para volver a ver, a sentir. Él no comprende e inclusive considera que ella no está del todo bien. ¿Acaso lo está? ¿Lo que Clara ve… es real?


Bonjour

Hasta que en el momento más anhelado, aparecerá Phillipe con un hermoso acento francés para terminar de darle sentido o, mejor dicho, para comenzar a darle sentido a todo. Phillpe es un limpiador de ventanas. El habla de la Torre Eiffel, de croissants, del amor… Entonces nos obliga a preguntarnos… ¿a donde se encuentra él? En Buenos Aires… ¿o en la soñada Paris? Esa conclusión, la deberán sacar ustedes mismos yendo a ver Bonjour, una hermosa obra que trata de las cosas más simples y hermosas de la vida: la vida en si misma, el amor, los pequeños sucesos, el regocijo, viajar, soñar, creer…

Bajo la atractiva dirección de Julián Marcove, nos encontraremos con excelentes y delicadas actuaciones de cada uno de los representantes. Logran crear climas intensos, poéticos, graciosos y conmovedores.

Los invito a ver Bonjour. Es sin duda, una obra que los hipnotizará. Ustedes deberán elegir con quien viajar, a donde ir… Porque al fin y al cabo, como expresó Antoine de Saint-Exupéry: “On ne voit bien qu’avec le coeur. L’essentiel est invisible pour les yeux” (Sólo vemos con el corazón. Lo esencial, es invisible a los ojos).


Escrito por Lujan Bournot

Para publicar en esta seccion escribinos un mail acá

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.