Reseña









Los hermanos sean unidos

Brotherhood de Anahi Ribeiro por Mariana Pagani

Mirá más sobre Brotherhood acá

En toda familia hay secretos tan bien guardados que se perpetúan en el tiempo como verdades.


Fue sumamente gratificante entrar a la sala del Nün y encontrarse con el clima perfecto de la disposición escénica, la música y el tan acertado uso de la tecnología que en ningún momento compite con las actuaciones. Todo te interpela porque en definitiva la historia coloquial y cotidiana te lleva de la risa a la reflexión en un mismo gesto.

La dramaturgia de Anahí Ribeiro es clara y honesta, sin pudor expone en un mismo encuentro el cariño y la miseria. La historia se cuenta con belleza, es sumamente dinámica y original en su puesta. Anahí encuentra nuevas formas de contar: cuenta el espacio -por el lugar que ocupo- la fragmentación del discurso -por momentos diálogos por momentos soliloquios- y el uso del dispositivo posmoderno: whatsapp, emojis... que dejan en evidencia la comunicación confusa y perversa que nos permite el distanciamiento necesario para en muchos momentos hacernos los desentendidos o simplemente no hacernos cargo.

Brotherhood cuenta la historia de 7 hermanos ya adultos que tienen que hacerse cargo de sus padres; cuando la vejez y las circunstancias apremian es menester ponerse de acuerdo. Acuerdos que muchas veces surgen después de discutir largo rato. Es allí donde el amor, el rencor de hermanos más sale a la luz y nos vamos enterando de esas pequeñas historias, de los universos privados de cada uno. Lo que anhelan, lo que quieren y dicen y lo que no se animan a decir.

Y como en toda familia, más aún en una tan numerosa, hay secretos tan bien guardados que se perpetúan en el tiempo como verdades. Hay otros acuerdos tácitos, un poco más egoístas que también se instalan en la familia. Y quién sabe bien por qué simplemente alguien queda ocupando un rol, como en éste caso es “Poli” (interpretado de forma brillante por Julia Funari) que parece orquestar la dinámica familiar.

El dispositivo escénico deja en evidencia el contraste entre el mundo privado -quién soy cuando estoy a solas- y quién soy en el intercambio con el otro. Un poco más cruel cuando en este último caso el otro es mi hermano. Cruel por las manipulaciones sutiles, por los pequeños desentendimientos. En algún punto por querer ganar la partida a mis hermanos. Cómo entrar en el deseo, en la confrontación entre el deber, lo que se espera, y mi necesidad narcisista como sujeto mundano. Y quizá llegar a preguntarnos quienes somos en definitiva.



Mirá más sobre Brotherhood acá

Leé otras noticias, reseñas y crónicas acá


Brotherhood

Escrito por Mariana Pagani

Actriz uruguaya, formada en Montevideo egresada de “La Escuela del Actor” en el año 2005.
Reside en Buenos Aires desde el año 2010 donde siguió con su carrera y formación con varios directores: Ricardo Bartís, Julio Chavez, Augusto Fernandes, entre otros.
Ha trabajado en varios escenarios tanto uruguayos como porteños.
Además de haber actuado para Televisión y Cine en Uruguay.
Actualmente Directora y dramaturga de la obra “Polifonía”. Entrenando en el Arenal a cargo de Martín Urruty y Noelia Prieto. Premios y Festivales
Festival del Amor, en el Centro Cultural de la Cooperación 2017, con la obra “Polifonía”.
Ganadora en varias oportunidades de premios entregados por el Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay, siendo en el año 2009 premiado el Proyecto de “Formación y Capacitación”.
Nominada al Premio Florencio Revelación en el 2007 por el unipersonal “El Orgasmo de María”. Obra representada tanto en Montevideo como en Buenos Aires.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.

Esta Nota fué leida 614 veces.

Publicitá en deTeatro.com.ar




Vendé tus entradas en deTeatro

Realizado con el apoyo de Con el apoyo de Proteatro