Reseña


Cactus Orquídea es una pieza teatral hermosa, simple y contundente.

CÁCTUS ORQUÍDEA de Cecilia Meijide por Natalia De Elia

Vemos trabajo y compromiso de los actores desde el primer momento. Muy bien escrita y dirigida por Cecilia Meijide. Esta obra es la tercera producción del grupo de investigación teatral EL ENSAMBLE ORGANICO; un grupo que sabe rodearse de talentos ya que escenografía, objetos, música, vestuario, todo está perfectamente compuesto para esta pieza.


La sinopsis nos cuenta sobre Boris: Un hombre pierde a su mujer, pero en vez de extrañarla su vida se silencia. A través de su empleado conoce a una mujer, quien le regala una semilla que al plantarla hace volver a la persona que uno perdió. La puede ver y despedirse. Pero para llegar a este momento de la vida de Boris, necesitamos conocer las historias de los otros personajes. Y la de uno se va a conectar con la del otro. La de Denzel con la del Peque, y luego con la de Imelda y así). Y la unión de todas las partes será la obra.

Así como la dramaturgia de Cactus Orquídea es la unión de pequeñas historias individuales que se van entrelazando para formar una única historia que las contiene a todas, en la puesta en escena vemos el mismo dispositivo de acción: la participación activa e individual de cada uno de los actores que, al servicio del relato, funcionan como una única y precisa maquina teatral que maneja objetos, monta y desmonta escenografía, manipula sonidos, interpreta más de un personaje, en fin… todo lo necesario para que la historia fluya.


Entonces nos encontramos aquí, con una propuesta que plantea un mecanismo espejo entre el desarrollo de la historia y la forma de contarla: necesitamos del relato de todos, la acción de todos, la participación de todos. Una obra que, a priori, nos habla de personajes que no son felices. Están atravesados por la soledad, la perdida, el dolor. Pero lo intentan. Intentan la felicidad de una u otra manera, buscando refugio en cosas simples como el baile, la botánica, la lectura.

Un párrafo aparte merece la escenografía. Magnifica propuesta, perfecta para esta obra. La recuerdo y no se me ocurre que se pueda hacer de otra manera. Los distintos escenarios (un bar, el museo de Bellas Artes, una ferretería, otro bar) aparecen y desaparecen del suelo. Surgen y resurgen de la tierra, como las plantas. Todo se arma rápidamente como en un sueño o como quisiéramos que aparezcan las personas que provocaron nuestra soledad.

Así, como estos, Cactus Orquídea, tiene muchos puntos de contacto entre lo que se cuenta y como se lo cuenta, y es lo que le da belleza al espectáculo. Porque dentro de la simpleza hay millones de sutilezas para ser vistas y, apuesto a que depende del ojo que la vea, variarán las maravillas que puede encontrar.

Y sin revelar mucho, a título personal, me quedo con la bellísima imagen de Modigliani y Boris en el Museo. Un momento para atesorar.


CÁCTUS ORQUÍDEA

Escrito por Natalia De Elia

Egresada de la Escuela de Teatro de Buenos Aires donde estudió con el Maestro Raúl Serrano y el Prof. Justo Gisbert. Su formación como actriz se completa con los docentes: Teresita Galimany en el CELCIT, Daniel Casablanca, Ana María Esterkin y Liliana Cappagli (esta última en la Escuela de Teatro de Avellaneda). Realizó talleres de entrenamiento actoral con Alejandro Genes Radawski; de comicidad en el arte con Willy Landin; de clown con Pablo De Nito y de dramaturgia del actor con Román Podolsky. Danza contemporánea con la Prof. Pilar Bravo Hansen y canto con Patricia Barone.

Como actriz formó parte de los espectáculos: "Polifonia" de Mariana Pagani. “África, un continente” de Patricia Zangaro y dirigida por Sergio Requena. “Y si te canto canciones de amor” de Dino Armas, dirigida por Susana Mosciaro. “Solo en cuatro palabras”, escrita y dirigida por Alejo Beccar, “Mecanismos de Erosión para la Tempestad de Shakespeare” con dirección de Francisco Grassi. “Proyecto Alaska” y “Los Rinaldi” bajo la dirección de Sergio Souza. “5 Pessoas” Dirección Daniel Casablanca y Andrés Sahade. “Diario de un loco” Dirección Manuel Maccarini. “Como en el Teatro de Shakespeare” Dirección Raúl Serrano. “La Casa de Bernarda Alba” Dirección Ana María Esterkin. “Papá Querido” Dirección Cecilia Maresca e Isidro Orellana. “Los de la Mesa 10” Dirección Pablo Bellockio.

Formó parte del grupo “El Cuarteto yo” con el que realizo las obras “Pedro y el Lobo”, “Clara y el Cascanueces” e “Historias de Mozart” realizando 3 temporadas consecutivas en el Teatro Colon de Buenos Aires y en distintos teatros de Capital y Gran Buenos Aires. Fue co fundadora del grupo “A Tempo”, donde participo como actriz de las obras “El Sastrecillo Valiente” y “El Barbero de Sevilla” realizando funciones en escuelas y temporada en A.M.I.A.

Fue asistente de dirección de las obras "Un ensayo del dolor" de Francisco Grassi. "Los ineludibles escombros de Szymborska" de Alejandro Genes Radawski. “La Vitrola del amor” (dir: Nancy Diez), “Rocios de miel sobre mis parpados quemados” (Dir. Nino Andolini) y “Papas Fritas con huevo” (Dir. Osvalo Tesser)

Participó de varios cortemetrajes y mediometrajes. Realizo videoclips para la banda independiente “Peel”

Como docente de teatro impartió clases en el Teatro El Vitral destinadas a chicos.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.

Esta Nota fué leida 118 veces.


Descargá nuestra APP>