Reseña

Una reseña de la obra "Cansados de Ser" de Pablo Lago

Cansados de ser o ser a pesar de...

Cansados de Ser

de Pablo Lago

por Natalia De Elia

Cansados de Ser

La familia es eso que nos toca y nos condiciona de por vida. No se puede escapar de ese bagaje de costumbres, tradiciones, creencias, actos o pasado arrastrado. Y somos eso a pesar de nosotros mismos. En Cansados de Ser, este drama familiar contemporáneo y atemporal a la vez, nos convertimos en observadores de una familia particular que nos sirve de espejo para notar lo disfuncional de nuestras propias familias. Queramos o no, no se sale del teatro sin sentirse identificado, en mayor o menor medida, con algo de lo que vemos.

Una comida familiar los reúne. Algunos no se ven hace cinco años, pero un anuncio importante de la madre es la excusa que amerita la presencia de todos, sin excepción.


Cansados de Ser

Una madre, dura, exigente, algo resentida. Vive con uno de sus hijos, el menor, quien no pudo salir de la casa de los padres. La hija del medio que, como todos los hermanos en esa condición, funciona como mediadora entre las partes, tratando de que todo esté bien, queriendo hacer feliz a Dios y el Diablo. La hija mayor, la problemática declarada en este caso. La rebelde. Y la más afectada por la relación con su progenitora. Por último, el nieto, el único que está verdaderamente atrapado.

Pero no es solo la madre la que finalmente habla. Cada uno de los personajes dirá sus verdades, sacando a la luz las miserias guardadas y los dolores más profundos. Todo eso que ya no aguantan más adentro. Es necesario gritar, sacar todo para afuera como desesperado mecanismo que les permita continuar. Seres cansados de ser, pero queriendo ser a pesar de.

Es una obra que te atraviesa de distintas formas, dejándote una catarata de sensaciones encontradas.

El trabajo actoral es arrasador. Los actores componen personajes potentes y precisos.

La dirección de Cristian Majolo es impecable. Nos hace pasar del humor al drama sin que nos demos cuenta. Maneja los climas de cada escena con una sutileza deslumbrante.

Es una gran propuesta de la cartelera porteña. No se priven de disfrutar de esta obra.

Escrito por Natalia De Elia


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.