Con esta puesta en escena, nos sumergimos en el mundo del metateatro, donde personajes y actores; realidad y ficción empiezan a entrelazarse de tal manera, que muchas veces nos hacen perder la noción de dónde estamos ubicados. Noticias, entrevistas y Reseñas en deTeatro.com.ar



Con esta puesta en escena, nos sumergimos en el mundo del metateatro, donde personajes y actores; realidad y ficción empiezan a entrelazarse de tal manera, que muchas veces nos hacen perder la noción de dónde estamos ubicados.

Un grupo de teatro se encuentra en medio del ensayo de una obra de Moliere "Tartufo", cuando abruptamente alguien entra corriendo en la sala, produciendo así un giro radical en la trama y un muy buen efecto


Código Tartufo . Moliere 1975

Esta situación problemática que se les presenta de forma tan imprevista, los divide sobre una decisión que deben tomar. Y es a partir de aquí, cuando empiezan a manifestarse los conflictos intragrupales existentes que este elenco podía venir padeciendo.

Conflicto que deviene en otros conflictos, y muestran la realidad de los vínculos dentro del grupo. Y es a partir de aquí también, que permiten adentrarnos en el backstage del mundo teatral (como de cualquier otro): la envidia, los secretos, la popularidad, el ego, el chantaje, la diferencia de opiniones, las apariencias...

La relación entre los actores y sus personajes guarda un cierto paralelismo, y no es tan lejana como podría parecerlo.


Código Tartufo . Moliere 1975

Esta obra puede mostrarnos que no hay más realidad que la ficción y/ o viceversa. Que las palabras de un texto de hace más de trescientos años, pueden ser perfectamente encuadradas (lamentablemente) en la actualidad, y en plena época convulsa de mediados de los 70. Eso sí, lo hacen con algunos giros muy propios de la comedia para ¿sacarnos una sonrisa y que duela "menos" quizá?

Las máscaras, la mentira, la hipocresía son elementos troncales en esta obra, los cuales son abarcados desde todas las perspectivas que presentan.

Las luces y la escenografía tan minimalista es más que suficiente. No hay espectacularidad en esos aspectos, porque acá la intención es mostrar otra cosa. Las interpretaciones se sostienen unas a otras con peso, destacando igualmente los distintos matices que aporta sobre todo la pareja de los jóvenes "Mariana y Valerio".

Esta obra está regada de pasajes audaces y de un tinte irónico que lo va enmarcando todo, desbordando simbología. Punto final.


Escrito por Erica La Fosso

Para publicar en esta seccion escribinos un mail acá

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.