Reseña

Contemplo la nieve que cae lentamente de Alberto Drago por Ruth Palleja

Una reseña de la obra "Contemplo la nieve que cae lentamente" de Alberto Drago

El no reconocimiento de lo propio.

Una tarde de invierno en Buenos Aires. No es un día común. Ese día nieva, sí, ¡nieva en Buenos Aires! Un hecho extraordinario que para uno emana belleza puede ser un signo de decadencia para otro. Es el contexto que abraza el encuentro por primera vez de un padre (Luis) con su no reconocido hijo (Paul).

Paul, cercano a los 40, busca completar su identidad conociendo a su padre. Tiene amplias referencias - ya que Luis es un prestigioso y aclamado escritor- pero el reputado literato resulta ser algo alejado de un padre y ser ideal. El padre se nos presenta como uno de esos conocidos personajes cargado de misantropía, odioso declarado del tango y de las gentes y costumbres argentinas... Enamorado de lo que ocurre afuera, en “las Europas”, amante de las letras pero alejado de las personas y de las emociones, parece no estar muy dispuesto a dejarse llevar por esa nieve que por más que reniegue le es propia.


A través de diálogos con alta carga intelectual, batallas dialécticas y situaciones imprevistas veremos si es posible o no desarmar a esa figura estática e impermeable –la del padre- interpretada verazmente por Julio Ordano y ser partícipes de la expectación de ese hijo –interpretado por Ulises Puiggrós- buscando sus raíces.

Las buenas actuaciones y puesta en escena de Eduardo Lamoglia, nos adentran paulatinamente y de forma efectiva al mundo propuesto por la dramaturgia a cargo de Alberto Drago quien nos desafía a descubrir a dos personajes complejos y llenos de vicisitudes

La cita es cada domingo a las 20.15hs. en el teatro El Tinglado. Los invitamos a que vayan, se sumerjan y descubran si es posible el encuentro entre estos dos hombres tan diferentes entre sí pero con una irrefutable historia en común.

Escrito por Ruth Palleja


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.



Descargá nuestra APP>