Reseña

El Acuarelavion, una obra de Alba Alonso y Hugo Feutray Contradicciones y sueños de colores.

La premisa es simple, y a la vez poética. Un concurso convoca a varios artistas para pintar diferentes cuadras de la ciudad, luego un jurado elegirá la mejor y ese artista será el encargado de pintar el resto de la Capital.

EL ACUARELAVIÓN

de Hugo Feutray

por Juan Ignacio De Leonardi

EL ACUARELAVIÓN

Melinda participa de este concurso con su “Acuarelavion”, un avión diseñado para pintar desde el cielo. Johana, su flamante discípula, llega al taller para ayudar en los preparativos y aprender todo lo necesario para hacer funcionar el avión (arte, física, aviación, mecánica). Y acá es donde empiezan las contradicciones que me atrajeron de esta obra. Esperaba una explosión de pintura, y artistas bohemios, pero fue una grata sorpresa encontrarme con personajes que se alejan bastante de esos clásicos clichés; y es que Melinda parece oscura, fría y casi mecánica en un principio, todo debe ser extremadamente preciso, y bombardea a Johana con información y ejercicios para que esta se vuelva igual de mecánica y precisa. Más tarde llega Adalberto, quien quiebra esta frágil armonía maestra-alumna, y saca a flote el pasado de Melinda y el propio, dejando a Johana en la posición de tener que tomar decisiones sobre preguntas que nunca se había hecho. Ilusión o realidad. Amor o rechazo. Aceptación o denigración. Fama o soledad. Creación o destrucción. Son algunas de las contradicciones que plantea esta obra.


EL ACUARELAVIÓN

Retomo el concepto de la supuesta contradicción entre arte y mecanicidad que yo mismo me impuse antes de entrar para hablar de un par de cosas. Me resultó llamativo (e inteligente) que los personajes hablen de color, pintura, arte y belleza; pero lo que vemos es otra cara del arte, lo mecánico, lo frío, lo técnico, lo que debe ser perfecto; y es que ambas partes son necesarias en realidad. Carlos Cristofalo en escenografía y Valentina Chamblat utilizan una paleta de colores negros, marrones y cobres (mecanicidad/oscuridad) para acercarnos a esta idea de “Fabrica/taller” , pero se conjugan armoniosamente con una puesta de luces de Diego Bellone que cuenta a través del color los estados y emociones de los personajes; y como si fuera poco todo esto a la vez se ve reflejado en la música de V Safase que envuelve el ambiente de forma sobresaliente. En resumen Alba Alonso y Hugo Feutray se rodearon de un equipo técnico y artístico bastante interesante y acertado para esta puesta.

Escrito por Juan Ignacio De Leonardi


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.


Descargá nuestra APP>