Reseña

El Tour de Jubileo de Leni Rodriguez por Lujan Bournot

Lo que queremos olvidar para siempre suelen ser los fantasmas que se manifiestan (sin desearlo) de tanto en tanto; en los momentos más inesperados.

Este es el caso de Jubileo, un hombre que decide renunciar a sus raíces burguesas para construir una nueva vida más bohemia, sensible y cultural.

Sin embargo, lo que ha dejado atrás lo marcó perpetuamente, y sin desearlo se topará ante una noticia desagradable que lo arrastrará a múltiples pensamientos y situaciones que no esperaba transitar: el reencuentro con su familia aristócrata, su pueblo y con ellos los prejuicios y chismes; sus viejas costumbres capitalistas y decisiones tomadas -de las cuales aún hoy- no logra exonerarse.

Ahora bien, retornemos al principio. Al entrar a la Sala del teatro Border, vemos a Jubileo pedaleando con avidez sobre una bicicleta fija mientras mira algún programa en un pequeño televisor del cual sale una voz con tono francés. La función no ha comenzado pero percibimos a un actor latente al cual por alguna extraña razón, no podemos quitarle los ojos de encima. Buena señal para comenzar.

Al iniciar el espectáculo irán apareciendo personajes que nos darán un pantallazo de lo que es Jubileo hoy y de cómo elije vivir: Su sobrina; con quien comparte su casa y mantiene una relación de respeto y afecto; un amigo marginal, con el que juega –literalmente lo hace- a combatir en la Guerra Española entre armas, bombas y disparos invisibles y al parecer, su apetencia o actividad mas desmedida: una bicicleta fija, con la que junto al televisor recrea estar compitiendo en el tour de France minuto a minuto, día tras día.



La muerte de su padre, colocará en turbulencia sus anhelos actuales, para manifestarse todo lo que creyó haber dejado atrás; que se presentarán en carne y hueso con su hermana (a la cual no ve hace muchísimo tiempo), una psiquiatra, un educador universitario y un peón del pueblo al que creía haber sepultado en su memoria.

De ahí en más veremos una lucha en todos los aspectos de la existencia: lucha de verdades, clases y poder. Distintas miradas ante un mismo hecho, Jubileo se sentirá observado y juzgado continuamente. ¿Cuál es el camino a elegir? ¿Qué es lo correcto? Mandato vs deseo.

El tour de Jubileo es una muestra de supervivencia del ser humano: el deseo de sobrevivir, de alcanzar sueños, de divertirse, de realizarse tanto profesional como humanamente, de olvidar errores, de ser libres, de mirar al mundo desde un lugar más profundo y frágil y no así desde lo material; es un ejemplo de la vida.

Con destacadas actuaciones, cada actor logra defender su personaje con una altura intachable. Consideramos señalar la actuación de Eduardo Marcos (Jubileo) quien posee un estado absoluta y totalmente orgánico y fluido desde el principio al final.

Escrito por Lujan Bournot


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.



Descargá nuestra APP>