Reseña

Una reseña de la obra Ferdydurke

Una adaptación de Alejandro Genes Radawsky sobre la novela del polaco Witold Gombrowicz

FERDYDURKE

de ALEJANDRO GENES RADAWSKI

por deTeatro

FERDYDURKE

Es hora de entrar en la sala e ingresar al mundo de FERDYDURKE. A medida que nos ubicamos en los asientos ya nos hacen partícipes y se nos entregan algunos objetos que generan mucha intriga; la escenografía está compuesta por un cajón enorme que más adelante hará a su vez de escritorio, mesa, cama, pero por, sobre todo, esconde algo más; los personajes desaparecen y aparecen como por arte de magia a través de él.

El espectáculo empieza, tres muchachos en época de escuela, allá en Polonia, comienzan a presentarnos sus personalidades. Uno de ellos rebosa de hormonas, muchachón de barrio, canchero y sabelotodo, el otro un naif que se deja llevar por la poesía de la vida y sucumbe por ella y el tercero un treintañero caído en desgracia incapaz de salir de ese círculo estudiantil y es su historia la que da cuerpo a esta obra.
Tres personajes que están alineados por la disciplina de un viejo profesor, clásico de la época, que oculta un perfil oscuro y pervertido. CULO será la palabra que marcará todo el resto.

En el trascurso de la obra, se suceden un encadenamiento de situaciones, de transformaciones de vestuario, que es digno de apreciar en el contexto, un humor negro y ácido, representado con frases tan simbólicas como: “te voy a violar por la oreja”; despertares homosexuales, choques socioculturales que sirven para representar las estrategias que usan estos muchachos para romper con la estructura de una época en pleno proceso de cambio.


FERDYDURKE

Es la segunda propuesta que vemos de Alejandro, donde sacando partido de los talentos de sus actrices recurre al canto y la música ofreciendo contexto sonoro de escenas románticas y sentimentales. Cabe destacar la hermosa voz de Camila Docampo que logra atrapar al espectador.

La puesta logra, con muy pocos objetos y escenografìa trasladarnos a los diferentes espacios que se presentan haciendo muy buen uso de las posibilidades de la sala teatral y sacando provecho de la cualidades interpretativas de las actrices.

4 actrices, 4 actuaciones impecables que saben muy bien cómo tratar y acorralar al público en un juego equilibrado para hacernos sentir parte de esa historia..., hombre, mujer, chino/japonés, viejo, mujerona de clase, chica de barrio, pibe de los de antes y un peón de campo (que no tiene desperdicio),

La novela de Witold Gombrowicz quizá haya sido adaptada por Radawski exclusivamente para la sala del Tadrón, es inimaginable concebirla en otro ámbito, donde hasta una puerta que da a la calle es utilizada con mucha astucia.

No se la pierdan

Escrito por deTeatro


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.


Descargá nuestra APP>