Reseña


Una reseña de la obra "Juana de Arco" de Friedrich von Schiller

por Juan Ignacio De Leonardi

Mirá más sobre Juana de Arco acá

La historia de “la doncella de Orleans”


Al entrar en la sala lo primero que notamos es el violonchelo sonando en vivo, una “neblina” lo cubre todo y dos figuras opuestas a los extremos de las butacas, una blanca, otra negra, el bien y el mal, la virgen y el demonio; el ambiente está fijado para contarnos esta historia.
Juana, los ingleses están tomando Francia, el ejercito está debilitado, el tesoro del rey desaparece al igual que la esperanza de victoria; pero ella escucha a la virgen, esta le encomienda que abandone su vida de campesina y que lidere la batalla para liberar a Francia, ella hace caso y se vuelve un pilar para la batalla.

El rey, el obispo, los príncipes y el pueblo la reconocen como una enviada del cielo y la siguen mientras hacen retroceder al ejército inglés. Sin embargo luego de conseguir la corona para el legítimo rey de Francia, los rumores de herejía y brujería empiezan a resonar, junto con la duda de la misma Juana, lo que la lleva a ser juzgada, condenada y a ser quemada viva en la plaza publica el 30 de mayo de 1431.

Marcelo Silguero utiliza inteligentemente varios recursos destacables para contar esta épica historia clásica; la música en vivo acompaña gran parte de la obra, el trabajo de vestuario es excelente; la escenografía y el uso de audiovisuales ayudan a enmarcar los varios lugares y ambientes que recorren los 23 actores que nos cuentan la vida de quien en 1920 fue canonizada y declarada santa patrona de Francia.



Mirá más sobre Juana de Arco acá

Leé otras noticias, reseñas y crónicas acá


Juana de Arco

Escrito por Juan Ignacio De Leonardi

Actor, dramaturgo y director.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.

Esta Nota fué leida 253 veces.

Publicitá en deTeatro.com.ar




Vendé tus entradas en deTeatro

Realizado con el apoyo de Con el apoyo de Proteatro