Reseña

Una reseña de la obra "La pasión según Lorca" de Mariela Maheokama, María Inés Azzarri y Carolina Baigorria

La Pasión según Lorca, bajo la dirección de María Inés Azzarri nos brinda una gran oportunidad de deleitarnos con los versos y la prosa de Federico García Lorca y ver una puesta comprometida y arriesgada.

La pasión según Lorca

de Mariela Maheokama

por Ruth Palleja

La pasión según Lorca

Entremezclando poemas y prosas y una selección de textos de La Casa de Bernarda Alba, nos adentramos dentro del encierro de las hijas de Alba de la mano del mismo Federico. El poeta, interpretado por Fernando Atias, es el encargado de contarnos en primera persona cómo decide escribir esta obra, la historia y encarna a alguno de sus personajes en compañía de dos intérpretes más: Eloísa Colussi y Mariela Verde.


La pasión según Lorca

Entre los tres actores -a través de sutiles cambios de vestuarios, recursos escénicos precisos y un acurado trabajo sobre el texto- arman a todos los personajes de La Casa con excelente claridad. De gran belleza son los momentos en que vemos al propio Lorca apropiándose del texto de alguna de las hijas clamando por el amor de un hombre o viéndolo interpretar al personaje de la abuela queriendo escapar. La música en vivo, que los envuelve y guía sensiblemente en todo el relato, es otro de los grandes aciertos de la dirección. Todo este trabajo conciso nos permite descubrir o rememorar la belleza de los versos lorquianos y entender nuevamente por qué hablamos de uno de los mejores autores de la historia.

Este espectáculo nos habla de él, del hombre, del que le arrebataron la vida por clamar libertad. "Quiero dormir un rato, un rato, un minuto, un siglo; pero que todos sepan que no he muerto que hay un establo de oro en mis labios; que soy el pequeño amigo del viento Oeste; que soy la sombra inmensa de mis lágrimas". F.G.L (Diván del Tamarit, III Gacela "De la muerte oscura").

Escrito por Ruth Palleja


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.


Descargá nuestra APP>