Reseña

Una reseña de la obra La vajillade Patricia Suárez

Fuimos a ver La Vajilla, obra de Patricia Suarez, muy bien dirigida por Adrián Cardoso. Un espectáculo que nos conmovió.

La vajilla

de Patricia Suárez

por deTeatro

La vajilla

Simple y complejo a la vez, la Vajilla nos pone delante del amor en todas sus formas. Porque lo que amamos no podemos dejarlo ir tan fácilmente. Sea un hombre, una mujer o una vocación.
Excelente contraste entre los personajes interpretados de manera impecable por Florencia Montanucci y Javier Schonholz quienes, desde el primer segundo te sumergen en la historia, en la época. La pasión e ilusión de Jaime con la música frente a la realista y más centrada María.
La escenografía de Magdalena de la Torre merece una salutación aparte.
Realmente, no dejen de ver esta obra de la cartelera porteña.
Tuvimos oportunidad de conocer a los protagonistas y charlar con ellos. Léelos y termina de convencerte

Florencia, contanos un poco de que trata la obra. La obra es un grotesco situado en los años 40, y trata de un matrimonio que tiene 2 hijos, en el cual el hombre es un apasionado de la música pero tiene su pasión truncada por el deber de llevar adelante una familia. Ella es pantalonera y trabaja en su casa. Llevan una vida tranquila, rutinaria, sin demasiados anhelos, y todo se modifica en el momento que él le confiesa que tiene una amante. Esto marca un antes y un después de la pareja, en donde se vislumbran las miserias, deseos y creencias de esta pareja.


La vajilla

Javier, ¿Cómo llegó éste papel a vos y que te decidió aceptarlo?
Adrián Cardoso me contactó y me envió la obra para que la lea, me gustó y nos encontramos con él y con Florencia. La acepté porque ya habíamos trabajado juntos con Adrián y lo conozco, por el desafío que implica una obra donde son 2 intérpretes y ejecutar instrumentos.
El grupo humano es fundamental, si a eso sumás lo artístico y que haya una producción que cumple su rol, fenómeno, avanti con tutti.

Flor, que desafíos te planteo este personaje
Lo último que había hecho era una obra dramática/clásica, y quería trabajar en una obra más "cotidiana" o comedia. Buscamos y leímos bastante, junto con Adrián, y nada nos terminaba de convencer hasta que tuvimos este texto en nuestras manos. Nos gustó inmediatamente, y en seguida me enamoré de María, el personaje que represento.
Para mí es un personaje muy lindo, muy querible. Una mujer de armas tomar, capaz de defender su familia ante todo, aun cuando lo rompieron el corazón.
Me representó el desafío de entrar en la vida de esta mujer y de defenderla; el desafío de situarme en una época ajena a la mía, pero en la cual igual se ven problemáticas de hoy en día. El desafío de trabajar con un grotesco, género que me gusta mucho, y que tiene sus características particulares.

Javier ¿Qué te gusta del teatro? ¿Que lo diferencia del trabajo en cine u otros medios audiovisuales?
Me da mucho, me nutre y me hace crecer, te podes equivocar, tenés un proceso de laburo más largo y sostenido en el tiempo con un grupo de trabajo. Si hay química grupal, compartís más que ensayos y funciones, eso es hermoso: lo mismo que la devolución del público y si le pifiás... siempre hay revancha.

Flor, no es la primera vez que trabajas con "La domenica producciones". ¿Cómo es trabajar con este equipo?
Soy parte de la Domenica, junto a Adrián Cardoso desde el año 2013, y hemos trabajado en diferentes proyectos juntos. Muchos proyectos en los cuales hacemos la producción ejecutiva y otros en los cuales somos nosotros quienes elegimos la obra y, además de hacer la producción, tomamos las decisiones artísticas cada una desde el lado en el cual está. En este caso como actriz, pero también he estado en la asistencia.
En nuestros trabajos siempre trabajamos con gente amiga, con los cuales además de compartir el proyecto hay buena onda, buena relación y da placer realmente trabajar. En este caso, es la primera vez que trabajo con Javi y con Gisele, pero ya los conocía, y realmente es un placer llevar el proyecto todos juntos. Con Magui (la escenógrafa) y Pablo (el vestuarista) ya hemos trabajado muchas veces juntos y son unos genios en lo que hacen.

¿Por qué deberíamos ir a ver La Vajilla?
Javier: Porque es una historia sencilla, con una trama simple, una puesta muy linda y una estética bien definida...donde hay juego, matices. La gente se ríe pero a la vez sale emocionada, toca ciertas fibras.

Escrito por deTeatro


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.


Descargá nuestra APP>