Reseña

La visita de los cuerpos, dirigida por Claudio Gatell con dramaturgia de Santiago J. Alonso

¿Qué pasaría si no existiera la ética, la norma, la moral? Si todo estuviera permitido, sin límites ¿quién de nosotros sobreviviría? ¿Quién sería devorado?

La Visita de los cuerpos

de Santiago J. Alonso

por Ruth Palleja

La Visita de los cuerpos

La visita de los cuerpos, dirigida por Claudio Gatell con dramaturgia de Santiago J. Alonso, nos propone una opción de teatro tragicómico en la actual cartelera teatral porteña.
Mezcla de grotesco, con guiños extrabagantes e incluso clownescos, consigue adentrar al espectador en un mundo lleno de lujuria donde el incesto y el crimen toman protagonismo.

La depravación humana se acerca a lo monstruoso y deja a un lado toda norma social y ética. Sin límites ni imposibles se dan rienda suelta a las pasiones más oscuras. Una historia de incesto y locura con víctimas y verdugos que intercambian roles en un juego mortal.


La Visita de los cuerpos

Los dos personajes principales, padre e hija, parecen habitar permanentemente esa casa, ese mundo que aparenta abastecer sus necesidades y deseos. Encerrados, ensayan y materializan sus fantasías más oscuras y juegan con la mirada del espectador al quien saben presente.

Se agradecen la variedad de recursos corporales y visuales que van completando la trama.

Las actuaciones de Mariano Bassi, Ricardo Carranza, Yasmina Cura y Eva Panaro logran atrapar al público y hacerlo partícipe de la pieza. Aunque algunos temas técnicos podrían estar más logrados, vale la pena acercarse al Centro Cultural de la Cooperación y adentrarse por completo en el mundo que propone la obra.


Escrito por Ruth Palleja


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.


Descargá nuestra APP>