Reseña

Lo frio y lo caliente

No hay nada mejor que tener una familia. Lo peor que le puede pasar a una persona es no tener familia, estar solo en la vida

Lo frío y lo caliente

de Mario 'Pacho' O´Donnell

por Natalia De Elia

Lo frío y lo caliente

Estas son palabras que Norma, la madre en esta historia, cuela en un pasaje de la obra “Lo frio y lo caliente”, con más nostalgia que verdad. Como eso que ya no tenemos y, aun así, nos negamos rotundamente a dejar ir aferrándolo a través de las palabras.

Lo frío y lo caliente es la segunda obra teatral de Pacho O`Donnell, doctor, historiador y escritor. Es un texto violento, afín a los tiempos que se vivían cuando la escribió y, de alguna forma y como él mismo dijo, se pronunciaba el horror que estaba por venir. Madre e hija tratando de sobrevivir a un hogar lleno de ausencias. No sólo la del hombre. Ellas mismas están y ya no están. Se resisten a la pérdida y para evitar que todo se desmorone, crean un mundo entre 4 paredes completamente falso con la ilusión de aferrarse a tiempos más felices.


Lo frío y lo caliente

La obra te sacude y conmociona. Está llena de una crueldad sutil, un mérito del autor que el director, Alejandro Arcuri, supo plasmar. Su puesta respeta todas las comas del texto original. Para una obra que fue representada tantas veces es un desafío decidirse a hacer un montaje casi literal, pero la versión sale bien parada de dicha cuestión. Sin duda, un trabajo hecho con mucho profesionalismo y absoluta entrega de las actrices. Melissa Valls compone bellamente a Nelly. Esa adulta fuera del hogar y que, al reingresar a la burbuja familiar, vuelve a ser la niña que juega y se deja peinar, cumpliendo todos los roles que la vida le impuso.

María Marta Ferreyra es Norma, la madre. Muy buen trabajo de esta actriz que da vida a un personaje lleno de contradicciones, sosteniendo la tensión de principio a fin. También destacamos la escenografía de Daniel Búmbalo, que completa la pintura clásica y agobiante de esa casa que las y nos consume. Felicitaciones a todo el equipo.

Escrito por Natalia De Elia


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.


Descargá nuestra APP>