Esta obra de David Hernán Bogado nos propone un viaje hacia la memoria. Noticias, entrevistas y Reseñas en deTeatro.com.ar



Esta obra de David Hernán Bogado nos propone un viaje hacia la memoria.

Años de angustia, incertidumbre y descontento popular se reflejan muy acertadamente en esta pieza teatral. Sobre todo la angustia que atraviesa nuestro protagonista que, al quedarse sin trabajo, sin dinero y sin posibilidades se ve atrapado en una encrucijada de la que prácticamente no hay salida.


Pobre Argentino Pobre

Relata los sucesos que le ocurren a Juan a partir de la crisis del 2001. Esa crisis política, económica, social e institucional, con su punto detonante en dos hechos puntuales: el corralito y el estado de sitio, los que generaron una revuelta popular causando la renuncia del presidente de Argentina Fernando de la Rúa, dando lugar a un período de inestabilidad política durante el cual cinco funcionarios ejercieron la Presidencia de la Nación en el transcurso de una misma semana.

La obra hace un recorrido por diferentes situaciones en su vida que lo obligan a tomar decisiones todo el tiempo y lo ponen entre la espada y la pared. Un tema que no es ajeno a nadie que haya vivido esos años tremendos. Las imágenes, los diálogos no nos son indiferentes y resulta muy difícil no verse reflejado.

Una puesta audaz ya que aún es un tema sensible, las heridas están abiertas y se nota. Particularmente me toco ver una función donde el público no pudo evitar “expresarse” al comentar con onomatopeyas, sonidos o quejas sobre aquello que pasaba en el escenario. La gente se identifica, lo vive en carne propia. Lo revive en carne propia.


Pobre Argentino Pobre



Por suerte, la obra no cae en sensiblerías innecesarias y cuenta con una cuota de humor importante, algo valiosísimo que logra Hernán Bogado, su autor y director, quien pone en juego un montón de recursos estéticos y escenográficos para llevar adelante una narración dinámica, por momentos divertida y por otros reflexiva.

A título personal les digo que, si ya es fuerte ver un Patacón en escena, más aun son las palabras que se escuchan desde una radio y dan comienzo formal a la obra “necesitamos un cambio”. Estimado público, usted no sabrá si reír o llorar.


Escrito por Natalia De Elia

Para publicar en esta seccion escribinos un mail acá

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.