Reseña

Shockroom - Paciente Sala 1 - Lucas de Sabrina Arias por Lujan Bournot

ShockRoom // dos salas, dos pacientes, dos puntos de vista

“Dos hombres internados que no pueden verse. Una enfermera que los conecta. Cuando no podemos vernos, solo queda escucharnos... Aunque escuchemos cosas que no queremos oír. Shockroom se presenta con una singular puesta.

Shockroom - Paciente Sala 1 - Lucas

Minutos antes de que el reloj marcara las 21:00Hs, mientras esperábamos en el hall del singular “Espacio Cultural Urbano” (Acevedo 460), una señorita vestida de enfermera con una bandeja sobre la que había pequeños vasitos individuales con pastillas blancas; merodeaba entre los espectadores que estábamos aguardando entrar. Esta enfermera (Anali Marguet) con tono desagradable y bastante antipática, nos invito; o más bien “forzó” a consumir este medicamento que, con un poco de temor y risas nos hicieron entrar al juego: la obra ya había comenzado.

Más tarde, escucharíamos una voz que anunciaba el llamado para entrar a la Sala 1 de la clínica. Mi entrada indicaba que debía entrar a la sala 2, así que debí esperar unos poquísimos minutos más para ingresar.


Shockroom - Paciente Sala 1 - Lucas

Me tocó acompañar a Pedro (Esteban Rezk) quien acababa de llegar a la clínica por una supuesta enfermedad que se devela mucho después. Síntomas extraños, reacciones particulares; Esteban demuestra en el escenario una sensibilidad realmente muy potente para el espectador, una emotividad que llega y conmueve, que silencia y te mantiene aferrado de principio a fin.

Del otro lado, en la Sala 1, se encontraba Lucas (Danilo Martín Monge) que estaba hace unos quince días en la clínica esperando una prótesis para su pierna rota. A quien no pude ver, solo oír. Oír una voz conflictuada por el dolor, la desesperación, la violencia e incertidumbre.

En el corazón de ambos: la Enfermera; (Anali Marguet), expresándose con escasa gentileza y cero paciencia, como una de las tantas enfermeras que podemos encontrar en cualquier clínica u hospital. Pero el personaje interpretado por Anali carga con un plus más; algo que desconocemos pero vemos corporalmente que esta ahí, dando vueltas y que descubriremos sobre el final.

Quien ve una historia no podrá ver la otra; solo escucharla y recrearlo en su imaginario. Esta singular puesta creada por Sabrina Arias se presenta todos los sábados, 21 Hs en Espacio Cultural Urbano –Acevedo 460-.

Mi recomendación: vaya acompañado/a y elija cada uno a un actor diferente. Con esto sin duda, tendrán asegurado un encantador debate para la cena a la salida del teatro.

Escrito por Lujan Bournot


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.



Descargá nuestra APP>