Reseña

Una reseña de la obra "Sombras de Libertad" de Pablo Silva

No son suficientes las utopías basadas en cuentos de fantasías y finales con perdices

Sombras de Libertad

de Pablo Silva

por Marcos Koremblit

Sombras de Libertad

Sombra de Libertad es un musical que emociona, que transmite ideas actuales y valientes en clave de comedia musical. En la línea de musicales "de denuncia" por llamarlo de algún modo, en la dirección que marcaron Rent, la ya mítica (que vuelve y vuelve) Casi Normales, o esa joya que fue Bare el año pasado. La historia: Antonio Robles, senador con una amplia y exitosa carrera en el mundo de la política, lanza su candidatura para la próximas elecciones presidenciales. En conjunto con una familia aparentemente “perfecta”, Robles se presenta como imbatible. Sin embargo y contra todo pronóstico, el panorama cambia y una terrible acusación sale a la luz amenazando todo lo que ha logrado construir. Los oligopolios de la prensa amenazan con destruirlo poniendo en evidencia el poder de la prensa y de los medios.


Sombras de Libertad

El título de la obra remeda un documental que circulo en EEUU en 2013 donde intentaban mostrar como cinco grandes grupos privados de comunicación controlan el 90% de los medios, decidiendo qué es noticiable y qué no lo es en función de sus intereses, desenmascarando así sus manejos para controlar la información y mostrando algunas de sus prácticas habituales: censura, corrupción, encubrimiento.... Conocemos bien la historia.

La obra cuenta con buenas voces, buenos ensambles y coreografías muy bien logradas (algunos bailes semejan algo del grandioso Jerome Robbins de West Side Story y no debe ser casual ya que fue de los primeros musicales en esta línea).

Podría discutirse el final –que no adelantaré- como algo no del todo resuelto. Pero… quien dice que los finales tienen que llegar a algún tipo de cierre o conclusión sino nuestros propios ideales pre-juiciosos broadway-holywoodenses de los que estos nuevos musicales independientes buscan precisamente tomar distancia?.

Escrito por Marcos Koremblit


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.