Reseña

Una reseña de dos obras: "Te Amo con locura" y "Valet Parking"

Acaba de estrenarse "Hombres en el sotano" en El Sábato Espacio Cultural una serie donde confluyen dos piezas teatrales independientes: “Te amo con locura” de Orlando Alfonzo y “Valet Parking” de Julio Chávez.

Te amo con locura

de Orlando Alfonzo

por Marcos Koremblit

Te amo con locura

Te amo con locura es la historia de dos (o tres) hombres. Josué secuestrado en un depósito con la cabeza cubierta por Oswaldo, su secuestrador y mejor amigo. Mantienen una relación pasional aunque asimétrica. Oswaldo lo tiene secuestrado como única manera que encuentra para captar su atención única y exclusiva. Este es el último intento de Oswaldo para retener a su amado y hacerle saber sus sentimientos.

Para presentarla el director se vale de un tercer personaje que representa el mundo interior de Oswaldo, luego de Josué, y a través de la danza expresa sus deseos reprimidos, aquello oculto en cada personaje y expresado en el cuerpo.

Haciendo un juego semántico podríamos decir que estos personajes atormentados efectivamente se aman. Y como todo amor pasional tiene algo del tercer personaje representante de “con locura”, tal como nos dice el título de la obra, y es la pieza clave que complejiza pero es intrínseca a las relaciones amorosas.


Te amo con locura

La segunda parte, Valet Parking, una obra de Chávez compuesta más en tono de comedia, es la historia de dos hermanos encerrados en un cuarto de máquinas de un lujoso hotel, perseguidos por los guardaespaldas de una estrella de rock famosa (Shakira nos enteramos en el transcurso de la obra).

Uno se atrevió a tocar a la estrella mientras que su hermano desesperado duda entre ayudarlo, abandonarlo o denunciarlo, frente a la sorpresa y el enojo por el proceder de aquel. Un final sorpresivo cambiara todo el juego allí planteado.

“Opuestos planteados entre dos seres que comprenden la vida desigual a pesar de ser hermanos”, nos dicen.

Podemos pensar que hay un hilo conductor en ambas piezas. Ambas demuestran como la simetría especular de las relaciones hace que las mismas ocupen posiciones alternantes que pueden fácilmente ser mutadas. Así los pares amante-amado, sometedor-sometido, denunciante-denunciado, etc., pueden intercambiar súbitamente el lugar que poseen dentro de la estructura vincular que nunca es fija.

La actuaciones de los cinco actores es excelente, así como las direcciones tanto de Alfonzo como de Majolo (quien además actúa en la primera parte). Las puestas dan una idea “de Sótano”, de un clima de sordidez, soledad y temor que logran transmitir al público de modo adecuado. Muy recomendables!

Escrito por Marcos Koremblit


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.


Descargá nuestra APP>