Reseña


Viendo morir a Gloria. Así de real..

por Natalia De Elia

Mirá más sobre Viendo morir a Gloria acá

Una obra conmovedora y bien lograda que llega por la sensibilidad y talento de un gran equipo.


Durante años la literatura nos narró historias de opresión que ponen en tela de juicio la ley, la justicia y los sistemas carcelarios. En un pantallazo de memoria viene a mi cabeza la novela de Víctor Hugo, Los Miserables, que comienza con el encarcelamiento de Jean Valjean, condenado a 5 años de prisión por robar un pan a causa del hambre y termina muchísimos años más entre rejas.

Salvando las distancias, Gloria, protagonista de esta historia, corre una suerte similar al ser presa y confinada a un correccional de menores a los 14 cuando comete una acción menor. Pero la obra de Víctor Hugo es una ficción y la historia escrita por Judith Thompson está basada en una historia real.

Luego de unos primeros años en la correccional, y a causa de su comportamiento y rebeldía, Gloria es trasladada a la cárcel de Valle Grande donde permanecerá en una celda de aislamiento. En este punto comienza la historia, de la cual vamos conociendo a través del relato de tres mujeres: la propia Gloria, su madre y su guardia cárcel. Estas tres voces, cada una en su espacio bien delineado, irán aportando datos y reconstruyendo esta crónica salvaje.

“Viendo morir a Gloria” es de la premiada dramaturga canadiense Judith Thompson, traducida y dirigida por Pablo D`Elia quien pone en escena esta obra conmovedora y cruel, de texto fuerte, pero desde un lugar casi poético y muy sentido, sostenido fuertemente por el gran trabajo de las actrices y con la potencia de la puesta visual. Como espectadora sentí incomodidad, empatía, indignación, piedad y mucha soledad trasmitida por estas tres mujeres presas, las tres, de un sistema duro y tortuoso. D`Elia nos hace (me hace) pasar por esta catarata de emociones sin forzarlas, volviéndolas inevitables.

Viendo morir a Gloria, así de literal. Desde nuestra butaca vemos como el tiempo la va desarmando. Y a su madre, quien espera ansiosa su regreso y revisa el buzón a cada rato esperando encontrar noticias de su hija. Y a su guardia que solo acata órdenes mientras lucha, desde su escritorio, contra sus propios demonios. Tres personajes fuertes interpretados por Mercedes Fraile, Armenia Martinez y Lucia Tomas que se destacan en sus composiciones.

La versión de Pablo D´Elia de “Viendo morir a Gloria” resultó ganadora del premio Artei a la producción de teatro independiente 2018 y es una muy buena propuesta de nuestra cartelera teatral.



Mirá más sobre Viendo morir a Gloria acá

Leé otras noticias, reseñas y crónicas acá


Viendo morir a Gloria

Escrito por Natalia De Elia

Egresada de la Escuela de Teatro de Buenos Aires donde estudió con el Maestro Raúl Serrano y el Prof. Justo Gisbert. Su formación como actriz se completa con los docentes: Teresita Galimany en el CELCIT, Daniel Casablanca, Ana María Esterkin y Liliana Cappagli (esta última en la Escuela de Teatro de Avellaneda). Realizó talleres de entrenamiento actoral con Alejandro Genes Radawski; de comicidad en el arte con Willy Landin; de clown con Pablo De Nito y de dramaturgia del actor con Román Podolsky. Danza contemporánea con la Prof. Pilar Bravo Hansen y canto con Patricia Barone.

Como actriz formó parte de los espectáculos: "Polifonia" de Mariana Pagani. “África, un continente” de Patricia Zangaro y dirigida por Sergio Requena. “Y si te canto canciones de amor” de Dino Armas, dirigida por Susana Mosciaro. “Solo en cuatro palabras”, escrita y dirigida por Alejo Beccar, “Mecanismos de Erosión para la Tempestad de Shakespeare” con dirección de Francisco Grassi. “Proyecto Alaska” y “Los Rinaldi” bajo la dirección de Sergio Souza. “5 Pessoas” Dirección Daniel Casablanca y Andrés Sahade. “Diario de un loco” Dirección Manuel Maccarini. “Como en el Teatro de Shakespeare” Dirección Raúl Serrano. “La Casa de Bernarda Alba” Dirección Ana María Esterkin. “Papá Querido” Dirección Cecilia Maresca e Isidro Orellana. “Los de la Mesa 10” Dirección Pablo Bellockio.

Formó parte del grupo “El Cuarteto yo” con el que realizo las obras “Pedro y el Lobo”, “Clara y el Cascanueces” e “Historias de Mozart” realizando 3 temporadas consecutivas en el Teatro Colon de Buenos Aires y en distintos teatros de Capital y Gran Buenos Aires. Fue co fundadora del grupo “A Tempo”, donde participo como actriz de las obras “El Sastrecillo Valiente” y “El Barbero de Sevilla” realizando funciones en escuelas y temporada en A.M.I.A.

Fue asistente de dirección de las obras "Un ensayo del dolor" de Francisco Grassi. "Los ineludibles escombros de Szymborska" de Alejandro Genes Radawski. “La Vitrola del amor” (dir: Nancy Diez), “Rocios de miel sobre mis parpados quemados” (Dir. Nino Andolini) y “Papas Fritas con huevo” (Dir. Osvalo Tesser)

Participó de varios cortemetrajes y mediometrajes. Realizo videoclips para la banda independiente “Peel”

Como docente de teatro impartió clases en el Teatro El Vitral destinadas a chicos.


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.

Esta Nota fué leida 282 veces.

Publicitá en deTeatro.com.ar




Vendé tus entradas en deTeatro

Realizado con el apoyo de Con el apoyo de Proteatro