Reseña

Ya Nadie Nota Tu Dolor de Andrés Binetti por Sebastian Kargdorian

Cuando el espectador se vuelve parte

Siete personajes en escena. Siete incómodas historias para mostrar cómo el miedo, el dolor y el deseo pueden tomar las formas más extrañas que uno se pueda imaginar.

Ya Nadie Nota Tu Dolor

Andres Binetti y Catalina Teuly logran exitosamente un doble cometido. Por un lado, armonizan a siete personajes que bordean lo absurdo sin con ello coartar la imaginación de sus intérpretes. Ese caos sutilmente controlado y finamente supervisado se convierte en el caldo de cultivo perfecto para una explosión de creatividad que dura 45 minutos. Por otro lado, consiguen derribar esa cuarta pared invisible convirtiendo al espectador en partícipe directo de esta experiencia escénica.

Al ser una conferencia performática tanto el fondo como la forma cobran relevancia. La innovación y la destrucción de las convenciones teatrales no solo resultan palpables sino también necesarias, siendo los intérpretes en gran parte responsables de lograr esos objetivos. Y lo hacen con creces.


Ya Nadie Nota Tu Dolor

Una joven maestra jardinera que desea ser prostituta de cabaret, un hombre que imagina toda su vida como si fuese un rejunte de películas de Hollywood, un adicto al porno y un obsesivo de las redes sociales son algunas de las historias que sirven no solamente como hilo conductor del relato sino también como excusas perfectas para experimentar con recursos visuales, coreográficos, musicales, lumínicos e incluso escenográficos.

YA NADIE NOTA TU DOLOR es una cita obligada para todo aquel que busque desintoxicarse de la dramaturgia presuntuosa y de las conceptualizaciones innecesarias que lo coloquen frente una obra como mero espectador. Todo aquel, en definitiva, que desee ser parte.

Escrito por Sebastian Kargdorian


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de deTeatro.



Descargá nuestra APP>