La calma mágica

de Alfredo Sanzol
Entradas
La calma mágica

Sinopsis

Drama

Duración 75 minutos

En una oficina Osvaldo espera a ser entrevistado. Quiere cambiar de vida luego de la muerte de su padre. Durante la entrevista le ofrecen hongos alucinógenos. Acepta. A partir de ese momento la vida le presenta obstáculos y personajes que lo van a llevar a cuestionarse todo. Hongos, conejos, Kenia, grabaciones y escopetas. Sortearlo todo para encontrar la calma. La calma que alguna vez tuvo, o cree que tuvo.

Los días se suceden en un devenir que nos tranquiliza, al punto que llegamos a creer que siempre será así, que mañana todo seguirá igual que hoy. Hasta que uno de esos días… algo pasa, y aquello que la costumbre arropaba es sacudido súbitamente por las ráfagas de la incertidumbre. En nuestra historia será la muerte de un padre el desencadenante de una serie de insólitos acontecimientos frente a los cuales todo intento de control sobre lo que va sucediendo no hará más que complicar las cosas. Confirmando una vez más un hecho simple pero contundente: los suelos sobre los que transcurre nuestra existencia son movedizos. Ciro Zorzoli

Mis espectáculos me ayudan a curarme de mis dolores, para mí tienen algo sanador, y me gusta que también lo tengan para el público. Pienso mucho en el público cuando trabajo, pero no para hacerle la pelota, sino para hablarle como a un igual, como a un amigo, así que sobre todo intento divertirle, de la misma manera que me gustaría divertirle a mi padre y de la misma manera que me gusta divertirme a mí. Por eso me encanta hablar de los temas hondos y profundos, con la comedia de por medio, me gusta que el humor sea el rompehielos que te permite llegar a los sitios más delicados. Los personajes de La calma mágica no paran, luchan, se frustran y vuelven a intentarlo. La obsesión de Osvaldo por borrar su video roncando delante del ordenador convierte la acción en una locura, pero es una locura que ya veréis queno está tan loca. Alfredo Sanzol

Los gustos en vida. Timbre 4 como equipo lleva más de 20 años de convivencia y a lo largo del tiempo el motor que encendió la acción nació del deseo. El deseo de lo no conocido, el cambiar las reglas del juego, Montar una obra primero, construir un teatro después, escribir nuestras obras fue otro desafío. Pero lo que siempre nos éxitò es la posibilidad de aprender, de probar nuevos territorios. De allí nació este sueño de proponerle a un director al que admiramos con locura y seguimos con devoción trabajar juntos. Porque sabíamos que iba a ser una experiencia desafiante y enriquecedora Y encima de todo eso fue y es una experiencia de felicidad. Y trabajar sobre un excelente autor que nos conmueve y al que sentimos insólitamente cercano. Felicidad de cambiar de roles, de entregarse a nuevas manos, de transitar el famoso vacío de perderse en lo que no se conoce. Pero la indudable felicidad de estar en movimiento. vivitos y probandoClaudio Tolcachir

Ficha Técnica

DirecciónCiro Zorzoli
Podrás ver el detalle del perfil de las personas que estan registradas en DeTeatro.com.ar haciendo click en el boton con su nombre.

Notas de Prensa

Aún no tenemos notas para mostrarte.

Funciones y Entradas

SIN FUNCIONES DISPONIBLES


Compartir por WhatsApp
Información provista por Dario Ziskevich

Espectáculos que podrían interesarte


Abnegación 3

Abnegación 3

Teatro Buenos Aires - Villa Crespo Estudio Los Vidrios

Las personas necesitamos conocernos más y mejor. Saber de nuestros deseos. Hacer deporte al aire libre. Resolver los problemas de todos los días. Ge...

Mirá más...

El modo de los días

El modo de los días

Teatro Buenos Aires - Villa General Mitre El Astrolabio Teatro

Compañia Deus Ex MachinaUna pareja, encerrada en una habitación, dedica el tiempo a pasar una y otra vez sobre lo vivido en su relación en busca de...

Mirá más...

Sentires

Sentires

Clown Buenos Aires - Villa Crespo Espacio Aguirre

Un espectáculo de clown, un espacio de fronteras, líneas imaginarias que separan planetas aparentemente nada iguales. En la profundidad, la mirada b...

Mirá más...