La mosca blanca de Eduardo Rovner - Comprar y Reservar entradas




La mosca blanca

de Eduardo Rovner
La mosca blanca

Sinopsis

Comedia

Duración 60 minutos

Un encuentro memorable entre dos personajes entrañables: Blas y Funes. Autoexiliados del sistema, por no encontrarle sentido a la existencia, se encuentran en una plaza para reflexionar, con un discurso que oscila entre lo poético y lo absurdo. El afán de Funes por convencer a Blas de quitarse la vida, se ve interrumpido por la presencia de una escultura que cobra vida, la ninfa griega Dafne, que completa la belleza del relato. “Siendo la vida así… ¿cómo es posible que la gente no se suicide?” Una pieza del prolífico y multipremiado Eduardo Rovner.

Ficha Técnica

ActorLuis Campos
ActorGabriel Wolf
ActrizRocío Ambrosoni
Asistente de DirecciónJosé María Barrios Hermosa
CoreografíaSoledad Posse
Diseño de IluminaciónGonzalo Velasco
Diseño GráficoRhild2
FotografíaEvann Violeta
PrensaSimkin & Franco
Producción EjecutivaGuadalupe Bervih
VestuarioFacundo Veiras
DirecciónGaby Fiorito
Podrás ver el detalle del perfil de las personas que estan registradas en DeTeatro.com.ar haciendo click en el boton con su nombre.

Notas de Prensa

Rovner parece ser el autor fetiche de Gabriel Fiorito. Claramente, la obra del reconocidísimo autor porteño es muy cara al director formado en Rosario, en la cual abreva frecuentemente. El año pasado tuvimos la oportunidad de ver su excelente versión de Viejas ilusiones en el Teatro Buenos Aires. Esta vez nos presenta La mosca blanca, una obra menos conocida de Rovner pero que transita por el mismo camino. Acá también se habla de sueños truncos, de esperanzas y desesperanzas. El texto en cambio es más oscuro, sobre todo el que se pone en boca de Blas. Si bien el humor está presente no se apoya tanto en lo dicho por Blas y Funes, sino más bien en lo corporal y en el absurdo de los protagonistas. Ambos personajes, seres frustrados por igual, enfrentan su situación de manera disímil. Uno con la creencia en un ser superior y la ilusión de alguna especie de justicia final. El otro con el convencimiento de la inutilidad de toda vida y la decisión de apurar la inevitable conclusión. Lee la nota completa acá
Eduardo Rovner es un autor y director teatral con una trayectoria impresionante. Escribió alrededor de cincuenta obras, fue director del Teatro San Martín, es docente y recibió numerosos premios. - Publicidad - Hace poco menos de un mes estrenó La mosca blanca con la dirección de Gaby Fiorito, con quien ya había trabajado en otras oportunidades. En este caso, Blas y Funes, dos autoexiliados del sistema, se encuentran en una plaza donde cobra vida una escultura de la ninfa Dafne. Eduardo nos cuenta sobre la génesis de esta obra y su relación con el resto de su producción. ¿Cómo surgió la idea de reunir a dos personajes marginales con la Dafne de la mitología griega? Los personajes surgieron de un conflicto que muchos tenemos: por un lado, la insatisfacción frente a un mundo que no da respuestas a nuestras necesidades de justicia, paz, igualdad social, solidaridad… y, por otro, la fascinación por la belleza de la naturaleza, el placer. Lee la nota completa acá
Ambos actores coinciden en que en la obra se dicen textos de gran potencia. Aunque también subrayan que en su versión Fiorito resolvió quitar algunos textos que resultaban demasiado explicativos o didácticos. Frente a la simpleza de Blas, Funes tiene siempre la cita filosófica a flor de labios. Así, algunas ideas de Schopenauer, Heidegger y Nietzsche surgen en la conversación para ayudarse a describir su desazón vital. “Pero no hay que ser un espectador culto para entender esta obra”, sostienen los actores convencidos de que el humor pone en su lugar toda referencia intelectual. En el terreno de lo fantástico, en cambio, se juega la alusión a Dafne, a quien Funes considera el símbolo de la resistencia por su negativa a convertirse en una de las conquistas de Apolo. Una transposición de lo maravilloso en escena que conviene no dar a conocer para no echar a perder el efecto de sorpresa. Lee la nota completa acá
Recorrer los espacios por donde se produce nuestra cultura es un obsequio divino. La inmensa producción y el nivel de experimentación, unido a la calidad, es algo superlativo. En esta caja negra del barrio de Palermo se exhibe el resultado de una conjunción de componentes donde prima el talento. Por un lado la pluma de una de nuestras mentes más sobresalientes. Este texto del filósofo, político y hombre de nuestras artes Eduardo Rovner es la columna vertebral del espectáculo, otra muestra del argentinismo en sus obras, plagadas de ironía, sátira y contraste entre la ternura y el horror. Gabriel Fiorito, un rosarino dueño de un definido estilo de dirección, pone de pie este texto de rasgos puramente filosóficos con autoría de quien fuera su maestro y con la experiencia de haber realizado con gran éxito obras de Rovner como Miserables, Cuarteto, Viejas ilusiones y Rovner x3 (un montaje compuesto por obras breves como: Concierto de aniversario, ¿Una foto…?, y Viejas ilusiones). Lee la nota completa acá
El sábado tuve el agrado de asistir a El Método Kairós para ver “La Mosca Blanca” de Eduardo Rovner. El fuerte compromiso y el gran talento de cada miembro del equipo se vio reflejado desde el comienzo de la obra. Una bella escenografía, de ricas texturas de madera que invitaban al tacto, recrea una plaza en la que se encuentran Blas (Gabriel Wolf) y Funes (Luis Campos), dos hombres diferentes en sus similitudes que se cruzan por obra del destino. El primero, un carpintero religioso que abraza la idea de una vida llena de misterios indescifrables, ha de interponerse en el intento de suicidio del segundo, un hombre pesimista y constantemente apabullado por la falta de respuestas al significado de la vida. Cuestiones filosóficas y religiosas han de debatirse bajo las diversas miradas de estos personajes. Entre la indecisión de Blas y el lúgubre concepto de la vida de Funes, la perfecta escultura de la ninfa Dafne se alza majestuosamente. Lee la nota completa acá
Esta es la tercera obra de Rovner que Campos interpreta. Antes participó de los montajes de Sócrates, el encantador de almas (2011) y El hombre lobo (2015). "Eduardo es un gran impulsor de sus piezas -comenta-. Hace unos años me pasó este texto porque quería reponerlo y ahora se dieron una serie de condiciones que hicieron que el proyecto se viabilizara. Gaby Fiorito, que viene dirigiendo varias obras de él ( Rovner x 3, Viejas ilusiones, Cuarteto), encontró una posibilidad de juego que me resulta muy atractiva. A eso se sumó Gabriel Wolf, quien tenía mucho interés en recrear el otro personaje". Lee la nota completa acá

SIN FUNCIONES DISPONIBLES


Compartir por WhatsApp
Información provista por Jose Maria Barrios Hermosa

Espectáculos que podrían interesarte


La omisión de la familia Coleman (Teatrix)

La omisión de la familia Coleman (Teatrix)

Comedia Dramática Buenos Aires - Argentina TEATRIX

PASEO LA PLAZA, 2014 • 101 minCon una puesta en escena anárquica, filmar La omisión de la familia Coleman fue todo un desafío. Entre el caos de p...

Mirá más...

Mamushka Stand Up

Mamushka Stand Up

Stand Up Buenos Aires - Palermo Taburete Club de Comedia

Un show. Dos monologuistas. Mil Historias. Todos los miercoles, 21.30 hs., Taburete Club de Comedia, Borges 1655, Plaza Serrano....

Mirá más...

Vivitos y Coleando (Teatrix)

Vivitos y Coleando (Teatrix)

Infantil Buenos Aires - Argentina TEATRIX

El Picadero, 2017 • 74 minA través de diferentes sketches de payasos y payasas, Vivitos y coleando 2 trae a escena problemáticas sociales y polít...

Mirá más...